489b5675a86c1037298d3fd7076c72e8

VIVIR Y ACTUAR ANTE LAS CRISIS, TRAUMAS Y ADVERSIDADES

Existen diversas maneras de reaccionar ante las crisis, traumas y situaciones adversas en general, cada persona vive su experiencia de manera individual y a pesar de que algunos estudios señalan semejanzas, cada uno afronta su problema con sus recursos y sus herramientas para salir adelante, incluso, mientras algunas personas reportan no haber aprendido mayor cosa de las situaciones, otras manifiestan haberlo hecho y otras pueden sucumbir ante los embates, aún siendo éstos de poca fuerza. Algunas personas caen ante la más mínima crisis, mientras que otras son capaces de remontar experiencias muy fuertes, tales como, guerras, prisión injusta en campos de concentración, maltratos severos, etc.

El estrés postraumático es un trastorno de ansiedad que puede aparecer luego de que una persona pasa por un evento traumático que le causó horror, impotencia o peligro extremo. Se produce a raíz de experimentar actos violentos o trágicos (presenciados o vividos), por ejemplo: asesinatos, muertes violentas, violación, guerra, desastres naturales, abuso, accidentes serios, cautiverio, torturas, etc.

Después de dichos eventos, puede ser posible y es normal, pasar por un breve estado de ansiedad o depresión, pero las personas que sufren de trastorno de estrés postraumático siguen “reviviendo” el trauma de manera sostenida, evitan a personas, pensamientos o situaciones relacionadas con el evento y presentan síntomas de emociones extremas, con angustia y desazón. Pueden perder la capacidad de volver a su vida anterior y los síntomas se pueden presentar meses o hasta años después.

Por Alejandrina Acosta Jaspe

970953_645105385517149_1462655245_n