La prosperidad no es algo que tengamos que esforzar, se trata de sentirnos cómodos con nosotros mismos, se trata de la autoaceptación, de cómo te sientes contigo mismo, de cómo te hablas, de cuales son tus pensamientos recurrente, si tienes el hábito de meterte miedo o reducirte, de cómo te tratas y tratas a los demás y de cómo preparas ti magnífica vida todos los días.

Para sentirnos prósperos debemos cultivar afirmaciones, sentimientos y emociones. Liberarnos de las barreras que nos limitan y nos mantienen estancados como los pensamientos del Ego que nos propone un “NO PUEDO” a casi todo lo que deseamos.

“LOS PENSAMIENTOS AUTODESTRUCTIVOS SE INTERPONEN EN EL CAMINO DE TU MAGNÍFICA VIDA”

No es necesario que seas duro contigo, basta un pensamiento amoroso para volver a tu enfoque, a tu alineación con tus deseos-pensamientos, para recrear tu magnífica vida.

Es claro, que si eliges ver cada día estos ejercicios, EXCUSAS! entonces has elegido no prosperar.

Es difícil mantenerte en hábitos amorosos cuando el mundo va por otro ritmo, pero no es imposible!

 

Para ayudarte y ayudarme comparto el manifiesto THE THRIVE de Kris Carr.

Es una abierta declaración de intensiones para ver como avanzas.

Úsalo como una forma de conectar tu cerebro para prosperar!

DISFRUTA!

El Manifiesto del Thriver:

1. Independientemente de mis circunstancias, tengo el poder de prosperar, ¡en cualquier momento de mi viaje!

2. Cuando estoy prosperando, mi energía fluye: cuerpo, mente y espíritu. Tengo pep en mi paso, paz en mi mente y alegría en mi corazón. Si no estoy prosperando, es una señal para redirigir mi enfoque.

3. No existe un enfoque único para prosperar. Mi versión es adecuada para mí y cambia a medida que cambian mis necesidades, por lo tanto, me abstengo de compararme con los demás.

4. Elijo pensamientos y creencias que apoyan mi salud, mis metas personales y mi mayor bien.

5. Escucho mi cuerpo y confío en mi intuición, porque sé lo que es mejor para mí.

6. Alimento a mi cuerpo alimentos limpios porque lo valgo. Mejorar mi dieta mejora mi vida.

7. Entiendo que el autocuidado es el cuidado de la salud y lo practico a diario.

8. Apoyo mi sistema inmunológico al disminuir mi exposición a un ambiente tóxico.

9. Practico el progreso, no la perfección en mi búsqueda de salud y felicidad vibrantes.

10. Pido apoyo cuando lo necesito y hago tiempo para mis amigos. Comunidad = longevidad.

11. Me amo y acepto a mí mismo tal como soy hoy, no a la línea cuando creo una versión mítica mejor de mí mismo.

12. No puedo complacer a todos, y eso está bien. Las personas agradables drenan mi energía. Y cuando estoy demasiado enfocado en cumplir con los estándares de otras personas, me olvido de criar y honrar los míos.

13. Practico la gratitud regularmente porque me pone en un estado positivo y me recuerda lo que ya es grande en mi vida.

14. Entiendo que la curación no es lineal. Ocurre en temporadas, zig y zags, avanza y retrocede. Por lo tanto, soy paciente, cariñoso y apoyo de mi cuerpo y de mi vida.

15. Digo que sí a mi vida y me doy tiempo para mí, y para las personas, los animales y las experiencias que más me importan. Me doy permiso para vivir como realmente lo digo, ¡a partir de hoy!

Que seas feliz, que seas saludable, que te cuides, que sepas cuán profundamente amado eres y que pagues ese amor a otras personas, a los animales y al planeta, tan dignos de tu cuidado.

Tu turno: ¿Qué creencia del Manifiesto de Thriver resuena más contigo? Me encantaría escuchar en los comentarios a continuación!

Paz y bendiciones a todos!