d25c94287d68a5586cbc2bcf8b9ec195

RESILIENCIA

Sanar es

expandir el corazón, mostrar la herida abierta; es encontrar infinitos matices en aquellos lugares de nuestro interior que antes eran un mundo polarizado e impenetrable…

percibirse vulnerable sin sentir vergüenza, y desde esa vertiente, transformar la debilidad en fortaleza

un proceso, un hecho y un instante en el que germina el pasado, da su fruto próspero en el presente, y se sabe recoger y conservar para cuando haga falta

estar siempre consciente de la eternidad del ahora, es equilibrar las fuerzas del maltrato y ponderar los beneficios que se recibieron de él

participar con justicia en el balance que se disfruta cuando se comienza a ejercer el poder sobre uno mismo

no sentirse siempre bien, es saber despertar cuando es de día y poder dormir cuando es de noche

saber que cuando se siente angustia, miedo o tristeza, se halla el trance perfecto para deshacer el nudo, con el compromiso total de la certeza

comprender, que si somos vulnerables, hay un lugar del alma en el cual no existe oscuridad; y saber que cuando aparece el dolor, se le puede tomar de la mano y conducirlo hacia la luz

reconocer y agradecer la belleza del fuego interno, cantar con alegría la seguridad de poder compartirla; y también saber que a medida que se comparte, la belleza se multiplica y se difunde

vivir cuando se está vivo y saber retirarse a tiempo, saber cuando se está bien y reconocer el mal rato para percibir la diferencia

salvarse y aprender a salvar; y aprender a encontrar al salvador en el momento preciso

saber distinguir entre un corazón herido y otro pleno, y tener la fortaleza de sentirlo con la potencia necesaria para curarlo o para disfrutarlo según sea el caso.

Jazmín Sambrano

ad_titi_amazon

970953_645105385517149_1462655245_n