¡QUÉ HIZO LOUISE PARA SANARSE?

Louise Hay es una de las referentes e iniciadoras del movimiento de autoayuda y de las primeras en hablar sobre la maravillosa conexión cuerpo-mente. Superó el cáncer utilizando diversos recursos y terapias alternativas (Visualización, Meditación, Afirmaciones, Renacimiento, etc.) con la intención de hacer todo lo que le era posible para su sanación. Decidió hacerse cargo de ella misma. No da consejos médicos, solo ideas para que colabores con tu tratamiento, con tu médico, en la búsqueda de la salud.

¿Qué hizo? Algunas ideas:

Trabajó intensamente para ir equilibrando cuerpo, mente y espíritu. Cuando estos 3 aspectos están armónicos, tu atmósfera interior y alrededor mejorará. El interior necesita del exterior porque lo de afuera hace visible lo que llevamos dentro. Tu cuerpo, tus síntomas y tu enfermedad te están hablando y diciendo que hay algo que necesita ser revisado, aunque se trate de una simple jaqueca. Por lo tanto, tendrás que hacer algo más que ir al médico y pedirle medicamentos que calmen tus mal-estares.
En el famoso ¨librito azul¨ Sana tu Cuerpo, que seguramente lo conoces y hasta en alguna oportunidad lo has consultado, reconoce determinados patrones emocionales que se repiten: bronca-rabia, resentimiento, miedo, culpa y crítica. ¿Cuál de estos sentires intervienen con más frecuencia en tu vida? ¿puedes reconocerlos? ¿qué haces para liberarlos? Encuéntrate contigo y descúbrete. Aquietarse, observarse y escucharse es la mejor manera de conocernos para sanar las heridas del cuerpo y del alma.
Entre las técnicas que Louise usó para su curación están las afirmaciones, que logran nuevas conexiones neuronales con la repetición de frases positivas y las visualizaciones (imaginar, ver, sentir describiendo algo que te gustaría crear). Tanto las afirmaciones como las visualizaciones tienen amplio aval científico en las actuales investigaciones en Neurociencias, y pueden ser usadas de manera efectiva en conjunto con la medicina convencional, no en su reemplazo.
Últimas sugerencias:

En la física cuántica, el ¨efecto observador¨ confirma que allí donde pones la atención pones la energía. Y como somos más energía que materia… Comienza a enfocarte en lo que quieres, en lugar de en lo que no quieres.
No te enojes con tu cuerpo, la ira es una emoción que se transmite a tus células. Toma consciencia que tu cuerpo está ahí haciendo lo mejor que puede, tratando de equilibrar y mantener la salud perfecta, hagas lo que hagas. Dale buena nutrición, ejercicio físico y trátalo amorosamente.
El Amor es la respuesta para sanar. Si no te amas total, entera y plenamente, es porque en algún momento aprendiste a no amarte. Pero puedes desaprenderlo. Empieza a ser amable contigo ahora mismo.

Louise Hay

POR ALEJANDRINA ACOSTA JASPE

970953_645105385517149_1462655245_n