shutterstock_92524780

ADICCIÓN
Louise Hay
La gran dependencia de cualquier cosa fuera de mí es la adicción. Puedo ser adicto a las drogas y el alcohol, al sexo y al tabaco; y también puedo ser adicto a culpar a las personas o juzgar a las personas, a las enfermedades, a las deudas, a ser una víctima, a ser rechazado.

Sin embargo, puedo ir más allá de estas cosas. Ser adicto es renunciar a mi poder a una sustancia o un hábito. Siempre puedo recuperar mi poder. ¡Este es el momento en que recupero mi poder! Elijo desarrollar el hábito positivo de saber que la vida está aquí para mí. Estoy dispuesto a perdonarme y seguir adelante. Tengo un espíritu eterno que siempre ha estado conmigo, y está aquí conmigo ahora. Me relajo y me dejo llevar, y recuerdo respirar al liberar viejos hábitos y practicar otros nuevos y positivos.

Me perdono a mí mismo y me libero. Para obtener más información, consulta Meditaciones para sanar tu vida .

Por Alejandrina Acosta Jaspe

ad_titi_amazon

970953_645105385517149_1462655245_n