amurallar-propio-sufrimiento

EMOCIONES REPRIMIDAS

Las emociones que reprimimos, que callamos, con el tiempo pueden llegar a causar daños físicos en nuestro cuerpo. Para reencontrar el equilibrio cuerpo-mente, resulta imprescindible trabajar para recuperar nuestra voz, nuestras palabras, nuestra capacidad de actuar y defendernos de personas abusivas.
Mente y cuerpo forman una unidad, por lo que no es extraño que las emociones y sentimientos reprimidos terminen expresándose a través de problemas psicosomáticos.

La ira contenida, por ejemplo, se ha asociado con el doble de riesgo de sufrir un infarto. También se conoce que el estrés dispara la producción de cortisol, una hormona que genera procesos inflamatorios muy dañinos para las células de nuestro organismo y que se encuentran en la base de enfermedades tan graves como el cáncer.

En sentido general, las personas con tendencia a silenciar sus sentimientos tienen un mayor riesgo de que estos salgan a la luz bajo la forma de síntomas psicosomáticos, que van desde las tensiones musculares y el dolor de cabeza hasta problemas gastrointestinales, dermatológicos o enfermedades aún más graves y complejas. La calma del represor tiende a pasarle una gran factura a la salud.

EXPRESAR TUS SENTIMIENTOS, ES LA CLAVE DE TU BIENESTAR

Durante demasiado tiempo se consideró que era de mal gusto ventilar las emociones. De hecho, de niños nos enseñaron que no debíamos llorar ni enfadarnos. Como resultado, muchos adultos jamás han aprendido a gestionar asertivamente sus estados emocionales, simplemente los reprimen.

No obstante, el desahogo emocional es clave para nuestro bienestar psicológico y físico. Hablar sobre cómo nos sentimos o cómo los demás nos hacen sentir, sin miedos, nos permitirá desarrollar relaciones interpersonales más maduras y auténticas, a la vez que nos ayudará a establecer límites saludables.

¿Cómo lograrlo?

1.- Sé consciente de tus emociones y su causa.
2.-Asume que todo tiene un límite
3.- Di lo que piensas, eso no tiene por qué dañar a los demás
4.-Busca una manera asertiva de desahogarte

Entonces, queridos lectores, empecemos hoy, a expresar nuestras emociones de manera asertiva, consciente y sanadora!

Les deseo un lindo dia! tarde! o noche! según el país en donde se encuentren..

Qué opinan?

Fuente: Rincón de la Psicología, Adaptación: Alejandrina Acosta.

ad_titi_amazon

970953_645105385517149_1462655245_n