imagenportada

AQUÍ VIENE EL SOL
Louise Hay

Cada vez que escuche que algo es “incurable”, sepa que aún no han descubierto una cura y debe buscar su propia solución. Sepa que hay una Inteligencia mayor.

El sol siempre brilla. A pesar de que muchas nubes vienen y oscurecen el sol por un tiempo, el sol siempre está brillando. El sol nunca deja de brillar. Y a pesar de que la tierra gira y el sol parece bajar, realmente nunca deja de brillar.

Lo mismo es verdad para el Poder Infinito y el Espíritu Infinito. Es eterno siempre está aquí, siempre dándonos luz. Podemos oscurecer su presencia por las nubes del pensamiento negativo, pero ese Espíritu, ese Poder, esa energía curativa siempre está con nosotros.

Afirmemos: Hoy libero toda resistencia y duda interna.

Por Alejandrina Acosta Jaspe

970953_645105385517149_1462655245_n